martes, 14 de junio de 2011

Las voces y los ecos

En cada generación sale un puñado de tipos que aciertan a representar a sus coetáneos. Concitan en sí mismos las virtudes que los demás tuvimos, tenemos o quisiéramos tener. Joan Manuel Serrat es, a mi juicio, el representante cabal de mi generación. Tuve la oportunidad de entrevistarlo, hace bastantes años, y la impresión que obtuve corroboró mi opinión.  

Escribió las canciones más hermosas de nuestros veinte años y de muchos años más. Tuvo el valor y el acierto de descubrir a muchos de sus contemporáneos la poesía de Antonio Machado y de Miguel Hernández, cuyas letras musicó.

“Desdeño las romanzas de los tenores huecos / y el coro de los grillos que cantan a la luna. / A distinguir me paro las voces de los ecos, / y escucho solamente, entre las voces, una”, escribió don Antonio y cantó Serrat.

Hoy han investido al cantautor doctor honoris causa por la Universidad Pompeu Fabra de Tarragona. y, en su discurso, vuelve a distinguir las voces de los ecos y a mostrarnos la voz que escucha.

¡Qué suerte, pertenecer a una generación que ha dado tipos como Joan Manuel!

2 comentarios:

  1. Y que suerte haberlo recibido, primero como un regalo y después como algo propio.

    ResponderEliminar

Lo que tú digas