jueves, 19 de marzo de 2015

A UA CRAG, treinta años de un instante prodigioso

A UA CRAG, treinta años después
Fue un fenómeno artístico y social, algo inexplicable dentro y fuera de Aranda de Duero. Una isla en el lugar y en el tiempo. Un grupo de artistas, insolentemente jóvenes, se unieron, crearon una cooperativa con su arte como patrimonio y revolucionaron el panorama artístico y cultural de la ciudad, de la provincia, de la comunidad… A UA CRAG. Ahora hace treinta años.
Sucedía en una ciudad de treinta mil habitantes, conocida en los años sesenta por su Festival Hispano Portugués de la Canción del Duero, donde había quien pensaba que la última vanguardia era José María Pemán. Bien es cierto que en ese mismo lugar existía desde 1966 un Teatro de Cámara, Clunia, que ponía en escena autores ajenos al circuito comercial, con razonable éxito de público; y, desde 1960; un Cineclub Duero con un público fiel, que cada año llevaba al Teatro Cine Aranda las primeras figuras de la cinematografía nacional; y una biblioteca municipal dirigida por un poeta -Manolo Arandilla- que arrastraba a miles de niños a la lectura y cada año editaba -y edita- una monografía sobre temas literarios o históricos vinculados a la comarca. En esa misma comarca, la Ribera del Duero, donde empezaba a descubrirse un nuevo filón en el vino tinto.  
A UA CRAG, tal como eran
¿Qué era A UA CRAG? A UA CRAG, explicaban, “no es una forma de vida sino una pared en blanco donde plasmar la sabiduría silente del agua”. A UA CRAG como grafema de agua crujiente.
AgUA CRUJIENTE
A UA CRUJ/I/ENTE
A UA CRUG
A UA CRAG
El grupo se declaraba “comprometido socialmente, educando en el juicio estético a una cohorte cada día más adicta”, en el mismo párrafo donde se decía no ajeno “a la naturaleza humana si bien ha escuchado el relincho del caballo de Odín”. Y añadía perlas del tipo: “A UA CRAG conjuga el marketing con la moral y se sitúa en el futuro” o “el arte es una palabreja de la que sabe que si es se ve o se verá y si no no” y también, “A UA CRAG valora continente y contenido”.
Su aparición fue lo más parecido a una implosión local. “La liturgia no está claramente definida, no ha llegado ni el día ni la hora, pero el acto más visible es crear y exponer, en una pared en blanco, objetos de arte”, declaraban. Y a eso se dedicaron profusamente.
Rufo Criado
¿Quiénes eran? Néstor Sanmiguel, Rufo Criado, Alejandro Martínez, Miquel Cid, Julián Valle, Clemente Rodero, Jesús Max, Ricardo Ferrero, Herrero Sosa, Ramón Valladolid, Pepe Ortega… Todos eran buenos pero algunos eran mejores. Explicaban que la organización era una “estructura piramidal giratoria” pero, desde fuera, se distinguían Néstor y Rufo como cabezas pensantes, el primero un provocador nato, el segundo, la sonrisa del grupo, siempre atemperador. Se adivinaba que no debía resultar fácil limar los egos, delimitar los liderazgos, equiparar calidades, pero la impresión al exterior era la existencia de un equipo sólido iluminado por la gracia de la creación.
Koen Van Brabant, medio belga, medio holandés, que llegó a Aranda para observar de cerca el fenómeno, puso letra a tanta música. “El arte contemporáneo expresa la relación paradójica del hombre actual con sus propias medidas de conocimiento y de expresión, que al mismo tiempo le limitan y le liberan”.
Julian Valle
En 1987, la Junta de Castilla y León patrocinó una exposición itinerante que recorrió la comunidad y editó un catálogo, que viene a ser el compendio de lo que era A UA CRAG, en el que el director general de Promoción Cultural los define como los “chicos atrevidos”.
La repercusión fue enorme, en el ámbito local, nacional y aún internacional. Se ganó el respeto dentro y fuera. La crítica se fijó en ellos no sólo por lo que hacían sino por la rareza de la iniciativa: en un lugar de provincias, una cooperativa autogestionada. Participaron en la feria Arco durante tres años consecutivos.
Jesús Max
Manolo Arandilla, poeta arandino, lo expresaba así: “Desde este puente silenciado, y en silencio, gira una noria de luz, una luz sutilmente humedecida por el ayer de una mano. Gira y gira dejando en el aire una ribera de vuelo, un color, casi una nube. Compañía para lograr que la tarde caiga bien; juego y un poco de misterio que, a veces, asombra tanto como el azar. Compañía para albergar un ramo de esperanza”.
El proyecto duró una década y el grupo se dispersó en 1996. Los fondos de aquel proyecto, único y difícilmente repetible, fueron cedidos al Museo de Arte Contemporáneo de León en 2010. La donación incluye la documentación generada durante la existencia como grupo así como la relativa a dos exposiciones posteriores a su disolución: Círculos de espuma (Casa de la Cultura, Aranda, 2001) y la retrospectiva A UA CRAG –Agua Crujiente- (Museo Patio Herreriano, Valladolid, 2005), además de más de 6.500 soportes fotográficos digitalizados y accesibles a través de internet con los que los  investigadores del futuro podrán estudiar el significado de A UA CRAG.
Néstor Sanmiguel
Recuperada la individualidad todos se han mantenido vinculados al arte y han prosperado en sus carreras. Rufo Criado dirigió con acierto el Centro de Arte de la CAM de Burgos y sigue activo, con un estilo cada vez más depurado. También Julián Valleque ha recibido recientemente el Premio de Pintura Parlamento de la Rioja. 
Néstor Sanmiguel ha conocido la gloria absoluta en la madurez. En Frieze (Londres) arrasó. Vendió el primer día todo lo que había colgado y su obra se la disputan coleccionistas y museos de medio mundo. Su obra actual es más ligera, menos torturada. En una entrevista reciente declaraba que hubo un momento en que sintió la necesidad de quemar aquellos lienzos que consideraba que no valían la pena. Lamento muy mucho no haber estado cerca para rescatar un recuerdo de aquel momento tan especial en el lugar y en el tiempo. Un instante prodigioso.

7 comentarios:

  1. Muy buen ejemplo del machismo en el Arte incluído el bibliotecario.

    ResponderEliminar
  2. ¿A qué viene eso del machismo?¿acaso conoceis a la gente de a ua crag para semejante afirmación?¡Lo que hay que ver!
    Y el bibliotecario,(con el que puedo tener diferencias en las ideas,pero nunca en lo personal),os recuerdo que nunca he visto a nadie en mi vida empeñarse para que los arandinos fuésemos a la biblioteca;nos hiciéramos socios;y adquiriéramos el mejor vício de la humanidad:la lectura.
    Vuestro comentario sobra.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oscar, lo del machismo viene muy a propósito en éste y en otros muchos caso. Los A UA CRAG fueron un fenómeno, pero ¿a ti no te parece extraño que entre tanta gente no hubiera ninguna mujer? ¿Crees realmente que no había mujeres inteligentes en aquellos años? Pero la sociedad estaba hecha a la medida del hombre y, en buena medida, sigue estando.
      En cuanto al bibliotecario, Manolo es un tipo extraordinario, que ha colocado la biblioteca de Aranda entre las mejores de España y nadie le discute el mérito. Le tengo tanto cariño que es mi amigo del alma. Pero como Manolo hay alguna mujer que ha tenido muy complicado que se respete su trabajo.
      Y otra cosa, a ninguno de los A UA CRAG, ni por supuesto al bibliotecario, les han mandado a fregar o les han menospreciado por hacer su trabajo, cosa que sí han hecho y más de una vez, con la periodista que contaba todo aquello. ¿Es justo o no que las mujeres denunciemos el machismo?
      Un saludo y un gusto verte por aquí.

      Eliminar
  3. Hola, soy Jesus Max, miembro fundador de A UA CRAG y artista en activo hasta ahora mismo, aunque residente en Los Angeles, California, desde 1997. Me gustaría puntualizar esto ya que parece que mi nombre no se incluye como artista en activo. En los últimos 20 años he expuesto regularmente en España y en los USA. Mi trabajo ha aparecido en publicaciones de prestigio. Tambien estaría bien que actualizarais la única imagen mía que creo es de 1984 o alrededores. Os adjunto mi website: http://jesusmax.com/home.html
    Y gracias Oscar por defender lo obvio. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Soy Julián Valle ex-aucrag. Se agradece el artículo pero -en los comentarios- las insinuaciones carecen de fundamento: en el grupo hubo mujeres desde su fundación, pero no eran artistas, hay que tener en cuenta que sus actividades eran -en principio- como una asociación cultural: 12 personas, de ellas 6 artistas. Estos 6 artistas (en principio) eran casualmente hombres. Su "protagonismo" como artistas se debe a razones exclusivamente artísticas y a que el grupo con más actividad fue el de artistas plásticos. Aún así también habrá una mujer -más adelante- en ese pequeño grupo: María Jesús de la Puente que fue miembro del subgrupo -de A UA CRAG- 2ª Partido de la Montaña participando en varios proyectos. Tuvo un papel fundamental en la gestión y definición de los proyectos, y en su apertura internacional (desde Paris) Eva González, y en la expo. del Patio Herreriano, Eva Bombín también miembro del grupo desde el comienzo, pero no artista. Otras mujeres, probablemente se habrían incorporado al proyecto si este hubiera continuado ya que había mujeres artistas muy interesantes, muy cercanas a nuestro grupo. Sólo había un criterio para la incorporación de un artista al grupo: su "cercanía" y el interés que podía tener su trabajo. No es un partido político: no funcionaba democráticamente, ni por consenso: era defender la postura y convencer al resto, no había "paridad" sea mujer u hombre se entraba por méritos. Con todo el respeto, antes de hablar conviene informarse. Se agradecen las palabras de Oscar. Para más información...... está todo en Internet. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. He borrado el comentario del 1 de abril para añadir más información.

    ResponderEliminar

Lo que tú digas