domingo, 10 de junio de 2012

El primer día del resto de la vida


Cumples 65 años. Una cifra redonda. Pasas a pertenecer a ese grupo que creías lejano e inalcanzable: la tercera edad. A final de mes dejas de ser trabajadora activa, te irás de vacaciones y no volverás a fichar. Te debates entre el miedo a la inactividad y la liberación de disponer de tu tiempo, de tu actividad, de tus decisiones. Por momentos gana el pulso la segunda opción.

Cumples 65 años. Eres mayor, muy mayor, crees tú. Una anciana venerable, bromeas.

23 años menos que tu madre, 27 menos de los que llegó a tener tu abuela. Pongamos que te quedan 20 años activa. No tienes tiempo que perder si quieres hacer todo lo que te gustaría: tus fotos, tus blogs, tus viajes, tus amigos, tu asociación. Gastar la vida.

Cumples 65 y echas una mirada hacia atrás. Eres una tía con suerte. Has podido elegir el trabajo que te gustaba, la persona con quien querías vivir, los hijos que querías tener. Has cambiado varias veces de casa, de ciudad. Cuando creías tener la vida encarrilada, has vuelto a empezar de cero. Has llorado cuando correspondía y te has reído mucho. Has querido y te han querido. Quieres y te quieren. Tienes amigos, buenos compañeros.

Te miras en el espejo. Sonríes a esa tía que conoces desde niña. Te encoges de hombros. Piensas en lo que te queda por hacer antes de irte de vacaciones, en lo que quieres hacer a la vuelta.

Has cumplido 65 años. Tampoco es para tanto.

7 comentarios:

  1. Lo bueno es que ahora puedes viajar más barato y que te harán descuentos en todas partes. Te van a pedir el carné un montón de veces, porque no aparentas los 65.

    Y que te darán recetas rojas de pensionista...¡uyssssssssss! se me olvidaba que ahora ya no serán gratis del todo ¡FELICIDADES!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Tita, eso son los ojos amables con que miras.

      Eliminar
  2. Bien venida a la que puede ser la mejor parte del resto de tu vida, tiempo por delante y sabiduría para disponer de él.

    Hazme un hueco para disfrutarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amigos sois una parte importante de que mi vida sea placentera.
      Un achuchón.

      Eliminar
  3. Bienvenida a la que puede ser la mejor parte del resto de tu vida, tiempo para gastar y sabiduría para disponer de él.

    Hazme un hueco para disfrutarlo contigo.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Por favor, no te pongas trascendente. Si lo examinas, solo eres un día mayor de lo que eras ayer.
    La frontera laboral otros la hemos pasado ya sin llegar a tu edad y comparativamente, tengo la edad de mi padre y soy más viejo que mi abuelo.
    Venga, a echar gasolina al depósito que nos queda mucho por delante.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades tía con suerte, ahora a disfrutar del tiempo que tendrás para hacer todo lo que te gusta sin límites ni horarios establecidos, muchos besos !

    ResponderEliminar

Lo que tú digas